Google+ Experimentos caseros: Cómo simular una cabeza cortada dentro de un tarro

martes, 25 de octubre de 2016

Cómo simular una cabeza cortada dentro de un tarro

cabeza, cortada, tarro, cristal


Hoy vamos a ayudaros a preparar la decoración de vuestra fiesta de Halloween. Vamos a simular una cabeza cortada dentro de un tarro de cristal. Vuestros amigos y familiares se morirán del susto en cuanto lo vean porque conseguiremos un resultado terroríficamente realista.



Materiales

- Un tarro de cristal de unos 30 cm de altura
- Colorantes alimentarios, de color amarillo y azul
- Unas tijeras
- Una peluca con canas
- Una foto grande de una cara que parezca estar aplastada contra un cristal


Procedimiento

El primer paso es preparar la fotografía que vamos a meter en el tarro para que parezca una cabeza real dentro de él. Necesitamos hacer dos fotos: una tiene que ser frontal y, la otra, de perfil.

fotografias, frontal, perfil


Con la ayuda de un editor fotográfico, tenemos que hacer coincidir las tres partes de la cara, de manera que obtengamos una larga imagen panorámica de nuestra cara como ésta:

imagen, panoramica, cara


Una vez hayamos hecho eso, tenemos que imprimir la imagen en tamaño A3 a color. Para obtener un mejor resultado final, os aconsejamos que también la plastifiquéis.

El segundo paso es llenar el tarro completamente de agua y echar cinco gotas de colorante amarillo y dos de colorante azul. Cerramos el tarro y lo removemos para que se mezcle bien.

tarro, agua, colorante


Lo siguiente que tenemos que hacer es ajustar la fotografía al tamaño del tarro. Para ello, en caso de que sea necesario, recortaremos la imagen por arriba o por abajo para que quepa perfectamente dentro de él. Ahora tenemos que enrollar la foto por la parte de atrás, de tal manera que la cara quede hacia fuera, e introducirla en el tarro.

cabeza, cara, fotografia, tarro, cristal, agua


Por último, tenemos que meter la peluca en el tarro e intentar colocar los pelos por delante de la cara para que quede más realista. También podéis dejar algunos pelos por fuera del tarro para que dé una sensación más terrorífica.

tarro, cristal, agua, cabeza, fotografia, cara, peluca


Ya está listo para colocarlo en cualquier parte de la casa, como en la cocina o dentro del frigorífico, y esperar a que alguien se lo encuentre y se lleve un buen susto.

Como habéis visto, simular una cabeza dentro de un tarro es muy fácil y divertido y el resultado es absolutamente genial. Podéis hacerlo para crear un ambiente terrorífico en vuestras fiestas de Halloween. Seguro que todos vuestros amigos se quedarán aterrorizados en cuanto lo vean porque se creerán que es una cabeza de verdad.

Aquí os dejamos el vídeo de ExpCaseros para que veáis con todo detalle cómo lo hemos hecho nosotros y el resultado terrorífico que hemos conseguido:


2 comentarios:

  1. ay porfa nesesito un experimento para el cole y con su explicación

    ResponderEliminar
  2. porfa para sacar un 20 jijiji

    ResponderEliminar