lunes, 14 de enero de 2013

Clorato Potásico

clorato potásico, cómo hacer cloruro de potasio casero, experimentos caseros

Para empezar la semana vamos a ver un experimento casero en el que hay que tener mucho cuidado: cómo hacer clorato potásico (KCLO3).
Antes de comenzar vamos a hablar un poco del clorato. Es un compuesto altamente volátil e inestable, parecido al nitrato potásico (KNO3) y similar al perclorato potásico. Su función, al igual que los anteriormente mencionados, es fabricar pólvora o combustible para cohetes caseros. Es de los más potentes, pero caro y difícil de conseguir (se vende en farmacias como pastillas para la garganta, aunque en cantidades muy pequeñas). Se puede mezclar con carbón o azúcar, incluso con azufre, aunque es muy inestable y las condiciones de conservación deben de estar muy bien cuidadas.
Sin más preámbulos, comencemos con la fabricación.




Materiales:

- Sal común sin sodio, cloruro potásico (KCL), puede encontrarse en supermercados.
- Lejía, lo más concentrada posible y sin perfumes.
- Agua destilada.
- Una olla de acero inoxidable.


Procedimiento:

Primero, hemos de echar en la olla una cantidad mínima de medio litro de lejía, y hervirla hasta que aparezcan cristales en su fondo. Estos cristales se empiezan a formar cuando se han evaporado unas 3/4 partes de la lejía, que es cloruro sódico. Entonces se aparta del fuego y se deja enfriar.

Ahora calentamos el agua destilada y le añadimos cloruro potásico (la sal) hasta que ya no se disuelva más. Una vez hecho esto, se coge el mismo volumen de los dos líquidos y se mezclan en caliente. Los cristales del fondo de la lejía no hay que mezclarlos, por lo que es recomendable filtrarlos antes. No importa que la lejía esté fría en la mezcla, lo importante es que esté caliente el agua saturada de cloruro potásico.

Una vez mezclados, tapamos el vaso con un papel y lo dejamos enfriar. Cuando deje de estar caliente, lo metemos en el frigorífico para terminar de enfriarlo totalmente.

Una vez se haya enfriado completamente, quedarán unos cristales al fondo del vaso. Ese es el clorato potásico. Ahora sólo queda filtrar y lavarlos con agua muy fría. Una vez terminado se deja secar al sol y ya estará listo nuestro clorato potásico casero.





8 comentarios:

  1. ¿la lejia es como el cloro?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La composición química de la lejía es NaClO

      Eliminar
  2. hola me gustaria saver si es necesario al 100 x 100 usar sal sin sodio, ¿que pasaria si uso sal normal?
    gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente te saldría clorato de sodio.

      Eliminar
  3. Muy bueno me ha encantado este tutorial la vedad es que me ha servido de mucho

    ResponderEliminar
  4. ¿ Se puede hacer una bomba de humo con KCLO3 + AZUCAR?

    ResponderEliminar
  5. pero... ¿Donde está el método 2?

    ResponderEliminar
  6. En este procedimiento puedo usar sal marina?

    ResponderEliminar