Google+ Experimentos caseros: Máquina fumadora - Comprueba el veneno que hay en un cigarrillo

domingo, 19 de enero de 2014

Máquina fumadora - Comprueba el veneno que hay en un cigarrillo

Máquina fumadora, detector de veneno de veneno del tabaco, experimentos sencillos, experimentos del tabaco, experimentos caseros

Hoy os traemos un experimento casero muy útil para concienciar a los fumadores de los daños del tabaco. Se trata de una "máquina que fuma" con la que comprobaremos visualmente lo que hay en un solo cigarrillo, y lo que se queda en nuestros pulmones cada vez que fumamos uno. El resultado es realmente impresionante.




Materiales:

- Un cigarrillo.
- Una botella grande de plástico.
- Una botella pequeña de plástico.
- Tijeras.
- Un cúter.
- Una pistola termofusible.
- Cinta aislante.
- Una servilleta o trozo de papel de cocina.
- Un secador (opcional).
- Un recipiente de 2 litros de capacidad (opcional).


Procedimiento:

Para fabricar una máquina que fuma, lo primero que tenemos que hacer es preparar la botella pequeña. Con las tijeras, le hacemos un pequeño agujero en el tapón. Después, con el cúter, le recortamos la base.

Ahora vamos a preparar la botella grande. Primero, tenemos que marcar en la base el contorno del tapón de la botella pequeña, en un lateral, y lo recortamos con el cúter. Una vez cortado, volvemos a poner el tapón en la botella pequeña y lo introducimos por el agujero para comprobar que cabe perfectamente. Por último, fijamos el tapón de la botella pequeña en el agujero con silicona caliente.


Una vez seco, procedemos a tapar el agujero del tapón con un trocito de cinta aislante, y lo reforzamos con más cinta para evitar que el agua se llegue a salir. Finalmente, hacemos otro agujero al tapón de la botella grande con las tijeras del tamaño del cigarrillo y fijamos el mismo con silicona caliente para asegurarnos de que no salga aire.

Ya está lista nuestra máquina fumadora, así que ahora vamos a ponerla en funcionamiento. Para ello, destapamos la botella grande (con cuidado de que no se rompa el cigarrillo) y la llenamos de agua. Deberemos ser rápidos, ya que el peso del agua podría llegar a vencer la cinta aislante que hemos colocado en el agujero de abajo y se saldría. Una vez llena, ponemos rápidamente el tapón en su sitio, encendemos el cigarrillo y destapamos el agujero de abajo para que vaya saliendo el agua. Este paso podemos hacerlo en la cocina, para que vaya cayendo el agua en el fregadero, o simplemente colocar una palangana grande al lado.

Como podremos comprobar, a medida que el agua sale de la botella, el cigarrillo se va consumiendo y el humo queda dentro. Cuando el cigarrillo se haya consumido completamente, retiramos las cenizas que puedan quedar y vertemos todo el agua inclinando ligeramente la botella.

Ya hemos visto todo el humo que pasa por nuestros pulmones con un solo cigarrillo, pero ¿qué hay de lo que se queda en ellos? Para averiguarlo, vamos a poner un trozo de servilleta o papel de cocina en la boca de la botella grande y lo fijamos con una goma. A continuación, ponemos la botella pequeña enroscada en su tapón y le aplicamos aire frío con el secador por la parte de abajo.

El humo irá saliendo poco a poco de la botella a través del "filtro". Una vez que haya salido completamente, quitamos la goma y con cuidado despegamos el trozo de papel. Veremos cómo se queda de un color marrón amarillento: esto es lo que queda en nuestros pulmones con cada cigarrillo.




Explicación:

El porcentaje de tabaco que lleva un cigarrillo es sólo del 50%. La otra mitad está compuesta por hasta 6.000 aditivos que sirven, entre otras cosas, para crear adicción en los fumadores.

Algunos de estos aditivos son tan dispares como el monóxido de carbono (sí, ese que sale de los tubos de escape), amoníaco (principalmente usado para fabricar abonos), benceno y radón (dos conocidos cancerígenos), arsénico y cianuro (dos famosos venenos), butano y metano (usados como combustible), cadmio (con el que se fabrican pilas), menta, nuez moscada y un largo etcétera.



Aquí os dejamos el vídeo de Expcaseros, que os invitamos a compartir con todos aquellos seres queridos que están enganchados al tabaco, para, al menos, intentar concienciarles del daño que fumar les hace.



6 comentarios:

  1. GRAX X EL EXPERIMENTO Y SU EXPLICASON ME SALVAN DE UN PROMEDIO FATAL :) :) Y ME AYUDAN A HACER UN PROLLRCTO DE LA SCOOL MUCHAS GRACIAS

    ResponderEliminar
  2. Pero el tabaco orgánico sin aditivos no tiene ningún efecto negativo en la salud sino todo lo contrario sino me crees busca en google joe vialls + tabaco

    ResponderEliminar
  3. jjajajaj good XD me funsionopara mi feria cientifica y tambien me pase para ver tu video

    ResponderEliminar