lunes, 24 de diciembre de 2012

Cómo hacer cristales de sal



Hoy tenemos un experimento casero muy especial. Aprenderemos a hacer cristales con una sustancia tan fácil de encontrar por casa como es la sal. Es un experimento sin riesgo alguno, perfecto para realizar con los niños.




Materiales:

- Sal común.
- Agua.
- Dos recipientes (pueden ser dos vasos).
- Una cucharilla.
- Una lupa.
- Unas pinzas.


Procedimiento:

Para empezar, cogemos un recipiente y llenamos un tercio de su contenido de agua. A continuación, echamos tres cucharaditas de sal en el mismo y removemos bien.
Una parte de esta sal se disolverá, mientras que otra quedará depositada en el fondo del recipiente. Para conseguir nuestros cristales caseros necesitaremos separar la sal que no se ha disuelto.
Para ello llevaremos a cabo un proceso llamado decantación. Es muy simple. Tan solo tenemos que dejar la mezcla en reposo durante toda una noche, con lo que la sal no disuelta se quedará claramente en el fondo, y después verter el agua en otro recipiente, con mucho cuidado de no arrastrar también la sal del fondo.
Una vez hecho esto, lo único que queda es dejar reposar la disolución sin tapar durante unos días.

Poco a poco irán apareciendo unas partículas sólidas en el fondo de la disolución. Con ayuda de la lupa, podremos observarlas mejor y apreciar la forma que van tomando. También podemos centrarnos en una haciendo, por ejemplo, un círculo en un trozo de papel que colocaremos debajo del vaso justo en el lugar donde se encuentre. A lo largo de los días veremos cómo va creciendo nuestro pequeño cristal elegido.

Lo verdaderamente impresionante de este experimento es comprobar que todos los cristales de sal forman cuadrados o rectángulos. Absolutamente todos sus lados forman ángulos rectos con una gran precisión, y los mantienen a medida que crecen.

Por último, podemos elaborar un muestrario de cristales de sal. Con ayuda de las pinzas extraemos los que más nos gusten y los pegamos en una cartulina, preferiblemente de color oscuro. Podemos irlos poniendo de menor a mayor tamaño para observar fácilmente cómo los cristales mantienen su forma a pesar de su crecimiento.


Explicación:

Bajo unas condiciones adecuadas, hay materiales sólidos que pueden llegar a formar lo que llamamos cristales. La sal es uno de ellos y, gracias a la condición de humedad conseguida con el agua, puede llegar a formar cristales de sal.
Estos cristales "crecen" a medida que se añaden más capas de materia sólida alrededor suya, manteniendo siempre la misma geometría (formas rectas). La forma se mantiene porque las partículas de estos cristales tienen su propia disposición, que es característica de la sal.


6 comentarios:

  1. ¿si le echas colorante tambien funcionara?
    ¿y echando mas sal se hacen mas rapido o mejor?

    ResponderEliminar
  2. No, una vez que la disolucion no acepta mas sal no puedes diluir mas, asique no te vale echar mas sal. O de los colorantes alimenticios a mi me funciona

    ResponderEliminar
  3. Lindo ! Pero es sal gruesa o fina?

    ResponderEliminar
  4. Puedu poner colorante para hacerlas de colorez. Colorante alimenticio en gotitas??????

    ResponderEliminar